Nuevo código de colores para la separación de residuos

Desde el Ministerio de Vivienda se emitió un nuevo código de colores para la separación de residuos.

¿Cuáles son los tres colores que se usarán para la separación de residuos en Colombia?

Blanco: para plástico, vidrio, metal, papel y cartón.
Negro: para papel higiénico, servilletas, comida preparada, residuos Covid-19 (tapabocas, guantes, etc.).
Verde: para residuos orgánicos aprovechables como cáscaras de frutas, verduras y restos  de alimentos crudos.

¿Dónde depositar los residuos peligrosos, como baterías, pilas y celulares?

Los residuos peligrosos no pueden ser entregados a la persona prestadora del servicio de aseo. Deben ser depositados en los sitios destinados para tal fin y que generalmente están ubicados en las oficinas de la administración territorial, en la sede de la autoridad ambiental, en centros comerciales, en almacenes de cadena o grandes superficies.

¿Cuándo comenzó a regir el nuevo código?

A partir del 1 de enero de 2021. La nueva clasificación de residuos sólidos se encuentra establecida en la resolución 2184 que se expidió el 26 de diciembre de 2019.

¿Por qué se simplifica el proceso de separación de residuos con el nuevo código?

Con la unificación del código de colores a nivel nacional, las personas prestadoras de los servicios de recolección, aprovechamiento y tratamiento de residuos pueden cumplir su rol de forma más eficiente y se asegura la destinación adecuada de los residuos para proteger el medio ambiente, alargar la vida útil de los rellenos sanitarios, generar empleo a partir del reúso de material, entre otros.
Se espera que, con la implementación del código de colores, la colaboración de la ciudadanía y la conciencia colectiva por nuevos hábitos de consumo y aprovechar residuos sólidos, se incrementará la cantidad de material recuperado y reincorporado a los ciclos productivos.
Adicionalmente, si un ciudadano se desplaza de una ciudad a otra, los colores para clasificar los residuos serán los mismos. Así se facilitará la tarea de separar, recuperar y reusarlos.

¿Regirá para todo el país y para todos los estratos?

La resolución regirá en todo el territorio nacional y para todos los usuarios del servicio público de aseo.

¿Cómo se implementará?

La separación en la fuente en los tres colores se hará en los municipios donde haya proyectos de aprovechamiento funcionando. Deberá, además, adelantarse campañas de pedagogía a los usuarios del servicio público de aseo por medio de las cuales se indique que a partir del 1 de enero de 2021 se aplicará el código de colores.

¿Este código de colores aplica para empresas?

Sí. El código aplica a todas las empresas, instituciones y tipo de usuarios del servicio público de aseo. El municipio o distrito, en el marco de sus competencias, deberá establecer sanciones a los usuarios que no cumplan con el código de colores.

¿Cómo se distribuirán los residuos separados?

Los residuos separados en los recipientes o bolsas negras se llevarán al relleno sanitario, lugar en el que se asegurará su disposición final adecuada.
Es importante que los residuos que se depositen en bolsas o recipientes blancos estén limpios y secos, pues estos se llevarán a estaciones de clasificación y aprovechamiento, para luego ser reincorporados a los ciclos productivos.
Finalmente, las bolsas o recipientes verdes con material orgánico se llevarán a plantas de tratamiento, donde podrían transformarse en abonos o mejoradores de suelos.
Todo lo anterior, en el marco de los programas de aprovechamiento de cada municipio o distrito.

¿Cuál es el estado actual del aprovechamiento de residuos sólidos en Colombia?

Actualmente, en el país se aprovecha más de 1 millón de toneladas anuales de los residuos sólidos generados. Con el nuevo código se espera incrementar el índice de separación en la fuente y que esto se refleje en el mejoramiento de la gestión de residuos sólidos, que depende tanto de usuarios como de prestadores del servicio público de aseo y recolección.

¿Para qué sirve separar los residuos?

Beneficios ambientales:

Se reduce la cantidad de residuos llevados a disposición final, evitando los impactos ambientales asociados, como generación de gases efecto invernadero y afectaciones a los recursos suelo, agua y aire.

Beneficios sociales:

Se mejora la condición de trabajo de los recicladores de oficio, se dignifica su labor, se fortalecen y promueven los grupos de trabajo y los proyectos ambientales. Se disminuyen los riesgos a la salud del personal que hace la recolección y manipulación de los residuos.

Beneficios económicos:

Al aprovechar los residuos sólidos como materia prima de nuevos productos, se reducen los costos finales y se convierte en alternativas de nuevos negocios y fuente de empleo.

 

Fuente: metrocuadrado

Respaldo

Certificaciones

Copyright © 2020 Luque Ospina & CIA S.A.S Todos los derechos reservados.
Carrera 9 No. 77-67 Of. 1004 Bogotá – Colombia. Tel. 57+1 321 0067 / Cel. 321 449 0174