Líneas de atención
    321 4490174

    Crédito Hipotecario o Leasing Habitacional para comprar vivienda

    Crédito Hipotecario o Leasing Habitacional para comprar vivienda

    Uno de los sueños más anhelados por los colombianos es comprar su vivienda propia, para muchos se convierte en un símbolo de estabilidad económica y seguridad. Los bienes inmuebles son una inversión para largo plazo y para obtener uno, debes tener claridad sobre las opciones de financiamiento que se encuentran actualmente en el mercado. Cuando buscas una vivienda debes conocer cuál es el método para financiarla, es fundamental para tomar una decisión adecuada. El crédito hipotecario (en pesos o uvr), y el leasing habitacional son productos que ofrece actualmente el mercado financiero colombiano para facilitarte la compra de tu vivienda nueva, usada o en planos.

    Ambos cuentan con elementos característicos que te permitirán escoger cuál es el que más se ajusta a tus necesidades dependiendo de diferentes factores como tu capacidad de pago, endeudamiento y preferencias.

    Conoce más ampliamente en qué consiste cada uno:

    ¿Qué es el Leasing Habitacional? El leasing habitacional es un mecanismo de financiación para adquirir vivienda, bien sea nueva o usada a mediano y largo plazo. Consiste en la compra de una vivienda, realizada por una entidad financiera o bancaria, por el ende el título del inmueble queda a nombre de la entidad financiera. Para el leasing habitacional, existen dos términos que debes tener claros: El locador: es el dueño del inmueble en alquiler, y por ende es quien recibe la ganancia del contrato. Por otro lado; El locatario: es aquel que hace uso del inmueble y paga al locador una suma establecida por la demanda de dicho bien.

    Entonces, el contrato de leasing habitacional consiste en que, el locatario adquiere el inmueble comprometiéndose a pagar un arriendo a un banco correspondiente (el locador), durante un periodo establecido. Cuando finaliza el periodo establecido; el banco da la opción de elegir si comprar el inmueble, renovar el contrato, ceder el derecho a un tercero o devolverlo. Ten en cuenta que podrás acceder a la opción de compra ‘anticipado’ siempre y cuando hayas pagado lo pactado con la entidad financiera y pagar la opción de compra.

    Para esta adquisición se tiene en cuenta el monto del capital que se consignó periódicamente en el canon, más un costo adicional que usualmente constituye alrededor del 1% del valor de la vivienda, que incluye costos adicionales como escrituras y traspaso de propiedad. Para poder aplicar para el leasing habitacional la vivienda objeto de arrendamiento debe tener un avance en su construcción superior al 80%, en caso de que se trate de una vivienda nueva.

    Características del Leasing Habitacional El contrato de leasing se caracteriza principalmente por:

    Ventajas del Leasing Habitacional Con el leasing habitacional, las personas pueden financiar hasta el 80% del valor de la vivienda. Los clientes pueden ceder el contrato de arrendamiento del inmueble en cualquier momento y no incurren en gastos de escritura y registro. Cuando se ejerce la opción de compra, solo se cancelan los gastos de escrituración por la compraventa, en este caso no aplican los gastos de hipoteca. El leasing se encuentra exento de impuesto de Timbre, siempre y cuando el arrendatario ejerza la opción de compra. No requiere pago de cuota inicial, además te permite realizar desembolsos anticipados durante la construcción; y como el inmueble queda a nombre de la entidad no hay costos por constitución de hipotecas. Ofrece tasas de interés más bajas, puesto que son transacciones exentas de renta para las entidades financieras. Accedes a pólizas colectivas para asegurar tu vivienda con un seguro de vida.

    ¿Qué es un crédito hipotecario? Es una cantidad determinada de dinero para adquirir un inmueble que te presta una entidad financiera, sea banco, cooperativa, etc. En Colombia, la ley determina que lo máximo que puede prestar una entidad financiera para compra de inmuebles es el 70% del valor del inmueble, el cual el banco te presta para realizar el cierre financiero o completar los recursos para comprar propiedades, y se respalda en una hipoteca sobre el mismo inmueble.

    Este modo de financiamiento es el más usado ya que te permite el pago de una cuota inicial, que por lo general es el 30% del valor comercial del inmueble y establece una cuota fija mensual durante algunos años para que puedas distribuir la deuda de una forma accesible en tus ingresos mensuales. En esta figura el cliente es el propietario legal del bien y cuenta con una hipoteca sobre el inmueble. Esta opción de financiación te permite gozar de los beneficios que esto implica, hacer las modificaciones al inmueble para mejorarlo, venderlo o incluso arrendarlo a un tercero, adquiriendo un activo que paga su propia inversión, por ejemplo, con el arriendo cobrado al arrendatario se puede cubrir la cuota que se tiene que pagar al banco. No olvides que el Banco de la República es la institución encargada de determinar la tasa de interés máxima que los bancos comerciales pueden cobrar por los créditos hipotecarios.

    Características de los Créditos Hipotecarios El crédito Hipotecario caracteriza principalmente por:

    Ventajas del Crédito Hipotecario Tienes la posibilidad de realizar un pre-pago con autorización del banco. Al comprar el inmueble, este entra directamente a tu patrimonio. La tasa de interés efectiva anual es fija y el pago de intereses es mes vencido. Puedes aprovechar los subsidios de vivienda dependiendo de tus ingresos mensuales. Los créditos hipotecarios, en su mayoría, ofrecen beneficios tributarios como disminución en el valor de los impuestos que se deben pagar.

    Comparación Crédito Hipotecario Y Leasing Habitacional

    Tanto el crédito hipotecario como el leasing habitacional son alternativas que te facilitan adquirir la vivienda que buscas.

    Si bien con el crédito hipotecario el inmueble queda a tu nombre y entra a ser parte de tu patrimonio de inmediato, con el leasing tienes mayor plazo para elegir si quieres comprarlo, renovar el contrato con la entidad financiera, o ceder el derecho a un tercero además de los beneficios tributarios. Fuente: FincaRaiz.com