Recomendaciones de seguridad para viajar en vacaciones

Viajar representa no solo un esperado descanso de la rutina, sino también la oportunidad de compartir en familia, vivir nuevas experiencias y conocer lugares increíbles; y es que, a la hora de viajar, tan importante como organizar la maleta, es identificar y prever los riesgos que conlleva cualquier paseo individual, en pareja, con amigos o la familia.

Para que puedas organizar, gestionar y disfrutar tu viaje sin preocupaciones ni contratiempos, te compartimos algunas medidas de seguridad para que tengas en cuenta.

¿Cómo proteger tu casa si sales de vacaciones?

 

 

 

Fuentes de gas, enchufes, puertas y ventanas, mascotas y plantas. Conoce los principales cuidados que debes tener en tu hogar si vas a salir por varios días para disfrutar tus vacaciones.

Entre los períodos más esperados del año están tus días de vacaciones y el propósito es que el descanso sea de principio a fin. Por eso, al momento de planearlas, ten presente cada detalle, incluyendo aquellos que te permitan encontrar tu casa en orden cuando vuelvas.

A continuación, te contamos de algunos de los principales cuidados que debes considerar para proteger tu vivienda y que salgas y vivas una verdadera y merecida pausa.

Una casa segura te permite descansar más

  • Evita anunciar tu viaje en redes sociales, principalmente las fechas específicas en las que no estarás.
  • Recomienda tu casa a alguien de confianza: un familiar, amigo o vecino cercano.
  • No dejes una copia de las llaves de ingreso a tu casa escondidas en materas, tapetes u otro objeto similar. Tampoco se las des al personal de seguridad.
  • Evita que la correspondencia se acumule en la entrada. Para esto, pídele a alguien cercano que vaya de manera periódica a recogerla.
  • Encomiéndale a esa persona el cuidado de tus plantas e indícale cada cuánto regarlas.
  • Deja una luz encendida para dar la sensación de que la vivienda se encuentra ocupada y recuérdale a quien vaya a hacer la ronda en tu casa que no la apague.
  • Si en tu barrio o unidad residencial hay seguridad privada, infórmale a la empresa en qué período no estarás. Asimismo, reporta qué persona está autorizada para entrar.
  • Verifica que todas las ventanas y puertas de acceso e interiores queden cerradas y aseguradas.
  • Desconecta los dispositivos y equipos que no requieran estar enchufados. Puede haber altibajos en los sistemas eléctricos que les causen afectaciones.
  • Deshabilita el sistema de gas tanto en las llaves de cada equipo como la llave principal. Esto previene fugas.

Es esencial pensar en el cuidado de tus mascotas

 

 

 

  • Valida si es posible llevarlas contigo de manera segura. De ser así, haz paradas en el camino para que ellas bajen y descansen (cada dos horas si son recorridos largos).
  • Recuerda llevar sus objetos preferidos, como juguetes, comederos y cobija.
  • Si debes dejarlas en casa, ten en cuenta que están acostumbradas a la compañía y no basta solo con dejarles alimento y agua. Pídele a un amigo o familiar que vaya a tu casa, las alimente, les dé cariño y las saque un rato a la calle (en el caso de los perros). Si tus vacaciones son por varios días y tus mascotas no pueden ir, considera la opción de una guardería: las hay para todo tipo de animales.
  • Recuerda dejar habilitado el espacio que habitualmente tus mascotas habitan para que no se estresen tanto.
  • Así sean disciplinadas, el encierro les puede generar ansiedad y es probable que dañen objetos. No dejes expuestos aquellos elementos que quizá tiren o muerdan, ni sustancias que les hagan daño si las ingieren.
  • Procura dejarles una luz encendida y, en lo posible, alguna prenda tuya cerca para que sientan tu olor.

Medidas de bioseguridad

Aunque la vacunación contra el covid-19 ha flexibilizado algunas normas a la hora de viajar, la pandemia no ha terminado y la responsabilidad con el cuidado de tu salud y la de los demás debe continuar. Por eso, mantén las siguientes prácticas:

  • Usa tapabocas en los espacios públicos cubriendo por completo nariz, boca y mentón.
  • Conserva un distanciamiento físico prudente con respecto a las demás personas.
  • Lava tus manos frecuentemente con agua y jabón, y mantén gel antibacterial o alcohol a la mano.
  • Desinfecta el vestuario y objetos de uso público con alcohol al 70 %.
  • Si es posible, realiza por internet la mayor parte de los trámites que requieras para viajar, como el check-ino comprar una maleta.
  • Verifica las restricciones de movilidad de tu destino y planea tu viaje para evitar retrasos

 

 

 

Recomendaciones de movilidad

De acuerdo con el medio de transporte que utilices, ten en cuenta estos aspectos para que los trayectos sean seguros:

Si viajas en carro particular

  • Haz una revisión completa del vehículo para comprobar que todo funcione bien antes de empezar cualquier recorrido.
  • Si eres el conductor, duerme siete u ocho horas antes de arrancar. Debes estar despejado y alerta.
  • Procura no iniciar el viaje en horas pico.
  • Mantén ventilado el carro y limpia las superficies de contacto frecuente: manijas de puertas y ventanillas, apoyabrazos, volante y cinturones de seguridad.
  • Paga los peajes con el dinero exacto para reducir el intercambio de billetes y monedas.
  • Si viajas con tu familia, pueden hacerlo sin tapabocas mientras estén dentro del carro. Si algún pasajero no pertenece a tu núcleo familiar, todos deben utilizar tapabocas.

Si viajas en moto o bicicleta

  • Desinfecta con frecuencia las superficies y los elementos de seguridad como casco, guantes y gafas.
  • Mantén el distanciamiento físico con respecto a otros actores en la vía.

Si el viaje es en transporte público terrestre

  • Evita el contacto con superficies y, si lo haces, lava tus manos con agua y jabón o usa gel antibacterial.
  • Mantén el distanciamiento físico tanto como sea posible dentro del vehículo y en sitios de espera y accesos.
  • Paga tu pasaje con el valor exacto (si cancelas en efectivo).
  • Conserva las ventanas abiertas para permitir la circulación del aire.
  • No ingieras bebidas y alimentos dentro del transporte.

 

 

 

Si viajas en avión

  • Si hay trámites que puedas realizar de manera virtual, opta por esa opción.
  • En la medida de lo posible, no uses el sanitario del avión.
  • Coordina con antelación el transporte que te recogerá en el aeropuerto para que no permanezcas allí mucho tiempo.
  • Desinfecta tus objetos personales después de pasarlos por la bandeja de seguridad.
  • Usa correctamente el tapabocas antes, durante y después del vuelo, y mantén a la mano alcohol o gel antibacterial.

Consejos si vas a viajar con niños

Más que dar instrucciones a los menores sobre quedarse en el lugar en el que estén cuando se sientan perdidos, es ideal que mantengas en un bolsillo de su ropa una hoja doblada con tu información como padre o cuidador. Aunque los niños intenten aprenderse las direcciones o teléfonos, en situaciones de estrés o temor es posible que no los recuerden.

Por otro lado, nadar es una de las actividades favoritas de los pequeños a la hora de viajar. Como implica numerosos riesgos, lo mejor es estar preparado aplicando estas recomendaciones.

En la piscina

  • Si el niño tiene menos de cinco años, siempre debe estar acompañado de un adulto que lo vigile mientras está en el agua y que pueda socorrerlo ante una eventualidad.
  • Con independencia de la altura o del material en que está hecha la piscina, los niños pueden resbalarse en ella (incluso en las inflables), así que supervísalos en todo momento.
  • Por lo general, los padres o cuidadores se sienten seguros cuando los niños usan flotadores recreativos, pero estos no cumplen las condiciones de seguridad propias de los chalecos salvavidas. Por ello, la clave es evitarlos y no descuidar a los niños por la falsa creencia de que están a salvo.

En el mar

  • No permitas que los niños ingresen a una zona sin antes cerciorarte de su profundidad. Tampoco les dejes hacer clavados o que se alejen de los lugares que están bajo la supervisión tuya y de salvavidas o guardacostas.
  • Si hay una tormenta, todos los miembros de la familia deben salir del agua.

A bordo de una embarcación

  • El uso del chaleco salvavidas es indispensable. Chequea que todos tengan una talla adecuada y que permanezcan con él abrochado.
  • Si tus hijos son adolescentes o adultos jóvenes, adviérteles sobre los peligros que implica estar en el agua bajo los efectos del alcohol.

Medidas para protegerse del calor

 

 

 

La dermatitis y la deshidratación son consecuencias de la exposición a altas temperaturas, de ahí que sea primordial que sepas cómo combatir el calor para proteger a tu familia y a ti mismo. Para ello:

  • Utilicen prendas ligeras y frescas. También las hay con protección UV, que ayudan a disminuir la intensidad del calor y la sudoración excesiva.
  • Hidrátense con regularidad.
  • Aplíquense protector solar, preferiblemente de un factor de protección solar (SPF) 30 o 50.
  • Usen gafas de sol con protección UV, así como sombreros, gorras y viseras para que el sol no caiga directamente sobre el rostro.
  • Eviten la exposición al sol entre las 10:00 a. m. y las 2:00 p. m., ya que en ese periodo de tiempo los rayos UV son más fuertes.
  • Si el calor es excesivo, no permanezcan mucho tiempo dentro de un carro estacionado. La temperatura puede subir hasta los 19 ºC en cuestión de diez minutos, lo que incrementa la probabilidad de ahogamiento.
  • Si los niños están muy acalorados, dales un baño con agua al clima o mójales las orejas, manos y pies para que se refresquen.
  • En caso de señales de alarma por el calor extremo (cansancio, dolor muscular y de cabeza, fiebre medida con termómetro a más de 38 °C, sed intensa, náuseas, vómito y desmayo), acudan a un centro médico.

Atención a las picaduras

Más allá de generar molestias por el enrojecimiento y la comezón, las picaduras pueden desencadenar enfermedades infecciosas. Para prevenirlas:

  • Eviten los productos aromatizados como aerosoles, lociones o jabones perfumados.
  • No se vistan con ropa fluorescente o de estampados florales porque estos colores y texturas atraen a los mosquitos.
  • En lo posible, eliminen las fuentes de agua estancada que tengan cerca. Por ejemplo: bebederos para aves o estanques para peces.

 

 

Utilizamos cookies para mejorar tu navegación. Al hacer click en "Aceptar", aceptas que las cookies se guarden en tu dispositivo