¡Rincones que tenemos en casa para leer!

 

Seguro que te has dado cuenta de la cantidad de libros que has ido acumulando y amontonando sin tener nunca tiempo para leerlos. Pues ahora es el momento.

¿No tienes un rincón de lectura en casa?

No te preocupes porque hay un montón de rincones que tienes en casa para leer y no lo sabías.

El lugar ideal puede estar donde menos te lo esperas; aprovecha para retomar tus libros favoritos y dedicarle tiempo a la lectura.

La luz natural es imprescindible, es un ingrediente esencial para leer sin que se nos canse la vista; lo ideal es que el rincón para leer esté cerca de la ventana; sal al balcón o terraza; si tienes una ventana empotrada con una cómoda y amplia cornisa, siéntate en un buen cojín y coloca otro para apoyar la espalda, y disfruta de un buen rato de lectura.

Leer es un placer, y para disfrutarlo, cualquier lugar es bueno. Se trata de adaptarlo para que estemos cómodos. En caso de que tu ventana tenga una cornisa más estrecha, si tiene una saliente hacia el exterior, también puede convertirse en un estupendo rincón para leer.

 

 

 

 

Si tienes la suerte de tener un balcón, la tienes realmente fácil. Saca una silla y una mesa y déjate invadir por la reconfortante luz del sol mientras pasas páginas. En la imagen verán una idea genial para tener tus libros a mano.

 

 

 

En caso de que cuentes con una terraza más amplia, entonces no tienes excusa para disfrutar de la lectura al aire libre sin salir de casa. Una base mullida y varios cojines serán

perfectos. Si tienes frío, hazte con algunas mantas suaves.

 

 

 

 

Aunque no lo creas, en espacios tan inusuales como el recibidor, la zona que queda debajo de las escaleras o la cocina pueden convertirse en perfectos rincones en casa para leer

Si el salón está copado por otros miembros de la casa viendo la televisión y necesitas un lugar más tranquilo para concentrarte, tu recibidor es una alternativa muy válida. El banco que sueles emplear para calzarte o descalzarte será tu nuevo lugar para la lectura.

 

 

 

 

En las viviendas unifamiliares de varias plantas, el hueco bajo las escaleras se aprovecha como espacio de almacenamiento, pero también es susceptible de transformarse en un rincón de lectura fantástico donde sentarse y tener algunas de tus novelas favoritas cerca.

 

 

 

 

 

¿Un rincón de lectura en la cocina? Pues claro, ¿por qué no? Si lo piensas, en este lugar también lees cuando sigues alguna receta. Se trataría de adaptar el office a esta finalidad. Las sillas más rígidas quizá no sean la opción más adecuada. Si tienes una rinconera, mucho mejor.

 

 

 

 

Otros lugares estupendos donde darle rienda suelta a tu imaginación con un buen libro son el despacho desde el que teletrabajas, la bañera, el ático o, como no, el salón

Ahora que el teletrabajo está a la orden del día, seguro que has pensado en hacer de tu oficina un espacio polivalente. Sin embargo, quizá te cueste marcar el límite entre el trabajo y lo personal. Un espacio adosado como el de imagen resolverá el problema.

 

 

 

 

¿Cuántas veces has pensado en tomar un baño relajante? Ahora que tienes tiempo, llena la bañera, echa algunas sales, enciende unas velas aromáticas y sírvete una copa de vino. Para rematar, abre un libro y deja que las horas pasen.

 

 

 

El ático es una zona de la casa que suele pasar desapercibida. Es el momento de liberar espacio, deshacerte de lo que no uses y planificar un rincón de lectura en él. Mira esta idea de aire bohemio. Es casi un lugar sagrado donde encontrarás mucha paz.

 

 

 

 

Si después de recorrer toda la casa no te decides, lo convencional siempre es un acierto. Busca un lugar bien iluminado en el salón y coloca en él tu butaca favorita. Procura que este cerca de tu colección de libros, ya sea una librería o estantería.

 

 

Utilizamos cookies para mejorar tu navegación. Al hacer click en "Aceptar", aceptas que las cookies se guarden en tu dispositivo