Tips para crear un rincón de trabajo en casa

Trabajar en casa hoy, ya es algo muy común, y es que es, para muchos, muy favorable; te evitas los desplazamientos, las interrupciones de los compañeros, escuchas la música que quieres, y muchas otras cosas que te permiten manejar tu tiempo.

Pero para trabajar en casa, hay que tener un espacio de trabajo adecuado. Un espacio agradable, funcional, en el que estemos a gusto para pasar horas, horas y más horas. Si eres independiente, trabajas por freelance, o si tienes una pequeña oficina complementaria a la que ya tienes, te dejamos una serie de consejos para conseguir un agradable rincón de trabajo.

Diseña un espacio agradable

 

 

Si vamos a pasar muchas horas al día trabajando en este espacio, tendremos que diseñarlo para conseguir una atmósfera agradable que nos ayude a concentrarnos.

 

 

Elige un espacio con luz natural

 

 

 

Siempre que se pueda, el espacio en el que vayamos a ubicar el rincón de trabajo, debe ser muy luminoso. La luz natural nos ayudará a trabajar mejor, es beneficiosa para nuestra salud visual y, además, nos ayudará ahorrar energía.

 

Cuida la iluminación

 

 

 

Para crear un espacio de trabajo, es fundamental cuidar la iluminación para evitar tener que forzar la vista. Por eso, lo mejor es instalar una lámpara ajustable, acompañada de la luz ambiental. Y si tienes una ventana con luz natural, es recomendable colocarla en la parte opuesta para recibir luz por ambos lados.

 

 

Plasma tu personalidad en este rincón de trabajo

 

 

Dado que vas a pasar allí ocho o incluso más horas al día, es importante que estés a gusto y que este rincón de trabajo sea un reflejo de tus gustos y de tu personalidad, para que la creatividad fluya sin problemas. Así que apuesta por colores que te inspiren, y planta objetos decorativos que te hagan sentir bien.

 

 

Mejor colores claros

 

 

Si quieres conseguir una concentración máxima, busca colores claros y agradables. El blanco, o las distintas tonalidades de la madera, te ayudarán a trabajar mejor.

 

 

Todo en orden

 

 

Trabajar sin orden es misión imposible. Sobre todo, si tu trabajo requiere cierta concentración. Para conseguirlo, nada mejor que dejar a mano solo la cosas que necesitas a diario, y dotarte de elementos que te ayuden a ordenar, guardar y clasificarlo todo. Para conseguirlo, utiliza mesas con cajones, instala estanterías, archivadores y todo lo que sea necesario para despejar la mesa.

 

 

Apuesta por la comodidad

 

 

Puede que, por espacio, tengas que instalar el rincón de trabajo en el salón, o en el dormitorio. Pero si tienes la suerte de poder dedicar una habitación, también puede ser una buena idea intentar que ese espacio sea un poco más cómodo, e instalar un sofá, una butaca o incluso un rincón de lectura para esos momentos de estrés en los que necesitas desconectarte unos momentos.

 

Pon una planta en tu espacio

 

 

Poner una planta en cualquier espacio siempre es una buena idea, y en una zona de trabajo todavía más, nos ayudan a poner un toque de color, decoran, y transmiten buena energía.

Escoge bien el mobiliario

 

 

 

El mobiliario es uno de los puntos que más debemos cuidar a la hora de diseñar nuestro espacio de trabajo en casa. La mesa debe ser funcional y adecuada al espacio, la silla debe ser cómoda… y, sobre todo, si el rincón de trabajo comparte espacio con la sala o con el dormitorio, hay que buscar muebles que se integren en el ambiente, o incluso que puedan reconvertirse para que desaparezcan visualmente cuando no estén en uso.

 

¿Todo listo para montar tu rincón de trabajo en casa?

Utilizamos cookies para mejorar tu navegación. Al hacer click en "Aceptar", aceptas que las cookies se guarden en tu dispositivo